"Ver un 1 de octubre con toda aquella represión y violencia contra miles de personas fue terrible." Entrevista a Maria del Mar Bonet

Maria del Mar Bonet

18/06/2018

Hace 50 años que Maria del Mar Bonet entona un «Què volen aquesta gent?» («¿Qué quiere esta gente?»), que parece que no pierde vigencia y que este domingo (17 de junio) se sentirá con fuerza en el Palma Arena. Hablamos con ella de libertad de expresión, de represión, de la cuestión catalana y de lengua y cultura.

¿Cómo decidió sumarse al gran Concierto por la Libertad de Expresión de este domingo en Palma?
Toda la vida he cantado por la libertad de expresión y este concierto es una ocasión más. Lo extraño es que lo tengamos que hacer ahora y no cuando yo tenía 20 años.

Sí. Parece imposible que en pleno 2018 todavía tengamos que reivindicar este derecho ...
Exacto, es surrealista que todavía tengamos que hacer actos como el del domingo. Los hacía durante el franquismo y los seguiré haciendo. Esta realidad represiva se debe denunciar, no nos podemos detener.

Usted siempre decía: «No es que yo fuera contra Franco, era Franco quien iba en mi contra». ¿Quién va en contra nuestro, hoy en día?
Es el mismo escenario, prácticamente: personas que se envalentonan porque tienen poder y se creen capaces de hacer una política completamente antidemocrática. Las personas que han dictado las órdenes contra artistas y políticos tienen muchas similitudes con Franco, con todo lo que supone un estado dictatorial: tienen la voluntad de que la gente entre en unas normas concretas y que no sea crítica con la realidad. Por eso es tan importante que hagamos frente, porque si no se envalentona aún más.

La nueva canción sufría censura. Isidor Marí explica que la censura era previa a la actuación o en la salida de un disco. Ahora, en cambio, se produce después.
La censura antes era algo establecido como una institución, y desde allí se daban los permisos para poder hacer los recitales o para publicar música, y muchas veces nos dejaban sin recital y sin canciones. Yo tuve el disco de «Què volen aquesta gent?» retirado varios años y no podía publicar ni tocar. Y estuve dos veces detenida por lo que decía en las letras. Ahora se dan cuenta cuando escuchan las letras de canciones ya publicadas. La censura previa ya no existe, pero sí sigue el poder de ciertas personas para prohibir y para llevar cantantes, artistas, títeres y actores a la cárcel, cuando es gente de paz que no hace nada más que hacer su trabajo.

La censura previa ya no existe, pero ¿por qué ahora se producen situaciones como la retención de Evaristo Páramos por el contenido de unas canciones que hace 30 años que canta?
Porque nos encontramos ante una involución democrática y una regresión de derechos clarísima. ¡Esto no ocurría hace 10 o 15 años!

«Què volen aquesta gent?» Es una frase que se ha incorporado al imaginario colectivo ... ¿Cómo se siente cuando últimamente se vuelve a recuperar en muchas concentraciones?
Que aún es necesaria, porque es lo que nos preguntamos: ¿qué quiere esta gente? ¿Qué pretenden? ¿Que recordemos el estado dictatorial de décadas atrás? Porque si seguimos así no quedará más remedio que hablar de dictadura y no de democracia.

El concierto del domingo reunirá (por un día) Antònia Font; Kase.O; Amparo Sánchez, de Amparanoia ... ¿La música nos hermana?
La música es un lenguaje universal. Esto se ha dicho siempre, pero aún es más cierto en este momento. Este fin de semana nos reunimos para cantar, para decir lo que pensamos y para hacer ejercicio de la libertad de expresión y de la creación artística.

Aunque no podrá estar presente debido a su exilio, uno de los cantantes programados en el concierto es Valtònyc. ¿Qué piensa de la condena que se le ha impuesto de tres años y seis meses de prisión?
Es una locura, y por eso estaremos, domingo. No se puede llevar un chico a prisión por cantar sus canciones, como tampoco se puede hacer con políticos que no hacen más que cumplir con un mandato popular. Esto no se puede consentir. Tampoco se puede permitir que la gente tenga que exiliarse por decir lo que piensa.

Ahora que habla de los presos políticos, hace muchos años que vive en Barcelona ... ¿Qué supuso para usted, el 1 de octubre?
Fue terrible, el más violento que yo he visto desde que tenía 19 años y corríamos ante los grises, con palizas, detenciones y penas de muerte. Ver un 1 de octubre con toda aquella represión y violencia contra miles de personas por el simple hecho de querer votar, de querer poner una papeleta en una urna, fue terrible, para mí. Fue una barbarie. Fue repugnante. Necesitamos que el estado vuelva a la democracia.

¿Cree que la república será alguna vez una realidad o será más bien Matrix, como dice Ciudadanos?
No sé, por desgracia no soy futuróloga, pero me gustaría verla hecha realidad.

En los últimos años en Mallorca ha habido un resurgimiento de defensa de la lengua, la cultura y la identidad propias. ¿La música puede ser una buena herramienta para hacer demandas sociales y territoriales?
La música tiene una vertiente de crítica social que se debe utilizar. Nuestra lengua, cultura e identidad propias deben seguir defendiendo de manera constante. Lo más triste de este estado español es que los de mi generación pensábamos que los gobiernos socialistas lograrían defender las lenguas de los diferentes pueblos que integran el Estado, y esto tristemente no ha pasado. Y es por eso también que la gente ha llegado a pedir la independencia, porque desde hace años se nos maltrata y se persigue de manera cotidiana nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra identidad. Es una cuestión básica de democracia.

¿Cómo valora las pintadas fascistas en Can Alcover, el local del STEI y la obra de Santiago Sierra, expuesta estos días en la plaza de España de Palma?
Son producto de la violencia estatal, por la que se da alas a la intolerancia y al odio. Hay grupos fascistas, muchos y violentos, que actúan por su cuenta haciendo este tipo de ataques. Y resulta que estas personas no las persiguen ni las envían a prisión, ¿no?

Hace diez años se retiró Lluís Llach, este año lo hará Raimon, pero usted en sus 50 años de carrera saca un nuevo disco con son cubano. ¿Maria del Mar Bonet tiene cuerda para rato?
¡Mientras el público me quiera, sí! Hacer música es lo que me gusta hacer, no tengo ganas de irme.

(Entrevista realizada por Neus Tur)

Cantante mallorquina de larga trayectoria antifranquista
Fuente:
https://www.diarijornada.coop/cultura/20180616/som-davant-involucio-democractica
Traducción:
Daniel Raventós