Irlanda: victoria del referéndum por el derecho al aborto

Mary Lou McDonald

James Harvey

27/05/2018

Como habían previsto las ultimas encuestas, el referéndum contra la 8ª Enmienda ha supuesto una importante victoria para los movimientos de mujeres irlandesas en su lucha por el derecho pleno al aborto y la laicidad de la República. El bloque del Si ha obtenido el 66,5% frente al 33,6% del No, con una participación del 64,51%. Solo el distrito de Roscommon-Galway ha votado mayoritariamente por el No, con un 57,2% de los votos. SP

Esta 8ª Enmienda tiene que caer

Mary Lou McDonald

En esta última semana de campaña para la reforma de la 8º Enmienda, es crucial que escuchemos a la gente que esta en el centro de este debate.

Este debate no es sobre políticas ni sobre quién es capaz de ganar o acallar a quienes se oponen a ellas. No se trata de un concurso sobre quién plantea el mejor argumento o la mejor narrativa. Este debate es sobre gente y sus familias. Es sobre nuestra legislación y nuestros mandatos constitucionales que criminalizan la tragedia.

En las próximas semanas la gente decidirá su posición en este referéndum. Necesitamos un debate informado y respetuoso.

En un acto de la campaña Juntos por el Si esta mañana, he escuchado a familias que han sido, que son forzadas a viajar fuera del país para encontrar quién las asista en casos de embarazo con graves anormalidades fetales. Ha sido necesario que estas familias salieran a la luz y que dieran a conocer sus tragedias personales a la opinión pública para que recibieran la atención que merecen.

El testimonio de estas familias esta por encima del ruido de este debate. La integridad, la honestidad, el dolor de sus testimonios esta más allá de toda duda. Su motivo para darlo es auténtico, benéfico y solo quiere comprender su profunda pena.

Estas mujeres y sus familias quieren que se les escuche para que el daño que han sufrido por parte de este estado sea reparado. Un daño cuya raíz está en la 8º Enmienda de nuestra Constitución.

Esta enmienda constitucional prohibe los cuidados e intervenciones médicas que estas mujeres y sus familias necesitan.

Estoy convencida que el pueblo irlandés no esta dispuesto a que esta situación continue.

Entre ellos, quienes tienen muchas dudas y objeciones sobre la cuestión del aborto. Creo que ellos también entienden que esta situación y este status quo no son sostenibles y que la 8ª Enmienda debe ser rechazada.

Algunas familias con diagnosis de anormalidades fetales incorregibles decidirán llevar a cabo el embarazo y necesitarán cuidados, apoyos y nuestra compasión. Pero aquellos que no puedan, que decidan lo contrario, no podemos exiliar a esas mujeres y sus familias.

Hay quién dice que el trágico problema de las anormalidades fetales graves puede ser resuelto sin rechazar la 8ª Enmienda. Están equivocados. Lo que dicen es erróneo y no es verdad.

Creo que la mayoría de la gente, incluso si el cambio les pone nerviosos, saben que el cambio es necesario. Hay mucha gente que cree que algo debe cambiar, pero no acaban de dar su apoya a la campaña por el Si.

La verdad es que la única manera de que los servicios sanitarios irlandeses puedan ofrecer sus cuidados a las mujeres embarazadas como consecuencia de una violación, a las mujeres a las que se les ha diagnosticado graves anormalidades fetales, es rechazar la 8ª Enmienda.

Creo que la mayoría de la gente sabe que vamos a cambiar, que las familias que sufren como consecuencia de las anormalidades fetales tienen que ser escuchadas y merecen nuestro apoyo. Que esta 8ª Enmienda tiene que acabar.

http://www.anphoblacht.com/contents/27382

“¡Abajo la 8ª, nosotras decidimos sobre nuestros cuerpos!”

James Harvey

Las encuestas de opinión en la última fase de la campaña del referéndum sobre el aborto en Irlanda han mostrado como se acercaban los votantes pro y anti aborto (viernes 25 de mayo), lo que ha llevado a sugerir que al final puede haber una sorpresa (1). Una de las últimas encuestas señala que, aunque el sector pro-aborto ha ido cayendo, pero mantenía una ventaja del 12% (44%-32%). Pero con 17% de votantes aún indecisos, es posible un cambio en la opinión pública (2). Y las campañas han sido más activas en los últimos días.

Sean los que sean los resultados, la campaña del referéndum y los apasionados debates sobre la despenalización del aborto han provocado un cambio fundamental, no solo en las mujeres, son en toda la sociedad y la vida política de Irlanda (3).

La convocatoria de este referéndum ha costado mucho. La 8ª Enmienda de la Constitución irlandesa, que sitúa en un mismo plano de igualdad los derechos de la mujer gestarte y las del feto, fue aprobada en 1983. Su texto dice: “El estado reconoce el derecho a la vida del no nacido y, con igual preocupación por el mismo derecho a la vida de la madre, garantiza en sus leyes el respeto, y en la medida de lo posible, mediante sus leyes la defensa y salvaguardia de ese derecho” (4).

Aunque el abierto era ilegal en Irlanda, la campaña de 1983 del conservadurismo católico y de sectores de la clase política para introducir esta enmienda en la Constitución tenía como objetivo reforzar la prohibición ya existente y bloquear cualquier campaña por los derechos de las mujeres (5). En retrospectiva, la victoria de 1983 de la derecha católica marca su pico de mayor influencia en la Irlanda contemporánea.

En las siguientes décadas, la autoridad de la Iglesia Católica se fue erosionando por una serie de escándalos y acusaciones de abusos viejos y nuevos (6). Desde finales de la década de 1980, el poder y la influencia de la Iglesia fueron disminuyendo visiblemente, acelerando un proceso iniciado en los años sesenta. La elección como presidenta de una abogada laica, Mary Robinson, en 1990 y la victoria del referéndum (aunque por un estrecho margen) que levantó la prohibición constitucional del divorcio en 1995 fueron señales de que se aceleraba este proceso (8).

Sin embargo, el derecho al aborto siguió siendo un terreno en el que se mantuvo el consenso católico sobre las políticas sociales, tanto legal como médicamente. El ejemplo fueron toda una serie de casos muy conocidos en los tribunales, en especial el “caso X” en 1992, que incitó una campaña cada vez más masiva por el aborto.  Las enmiendas constitucionales de la coalición Fianna Fáil- Demócratas Progresistas, que permitieron a las mujeres viajar al extranjero para abortar y el derecho a la información sobre clínicas de aborto en el extranjero, fueron aprobadas en 1992, pero la 12ª Enmienda -que habría acabado con el criterio del Tribunal Supremo de que el riesgo de suicidio era motivo suficiente para permitir el aborto- fue rechazada (9).  El derecho a viajar y el “derecho a la información” eran la expresión de las 3.000 mujeres que cada año viajaban al Reino Unido para abortar. Es decir “una solución británica para un problema irlandés”.

Aunque muchos legisladores y moralistas católicos pretendían ignorar esta “solución” y la consideraban mejor que otorgar a las mujeres sus derechos reproductivos y el control de sus propios cuerpos, otros no pudieron esperar a que cambiase la ley. En muchos aspectos, el punto de arranque de la campaña actual fue la trágica muerte de Savita Halappanavar en 2012. Savita murió como consecuencia de las complicaciones y la septicemia en un aborto natural cuando tenía 17 meses de embarazo. La 8ª Enmienda impidió que los médicos pudieran llevar a cabo un aborto profiláctico porque el feto aún latía. La publicidad y la indignación popular que rodearon el caso dieron un nuevo aliento a la campaña y a las presiones para que el estado irlandés hiciera algo (10).

La actual propuesta de rechazar la 8ª Enmienda surgió de un largo proceso de consultas de una “Asamblea Ciudadana” elegida al azar -una representación transversal de la sociedad irlandesa- y de un comité conjunto de ambas cámaras del  Oireachtas (Parlamento irlandés) (11). El rechazo permitirá a los legisladores legalizar el aborto hasta la 12 semana de embarazo con restricciones. Después, solo se permitirá si hay peligro para la salud de la madre, o en caso de anormalidad fetal grave. Será un servicio incluido en la sanidad pública, pero el personal sanitario portar alegar objeción de conciencia. Aunque se gane el referéndum, la ley tendrá que ser aprobada por el parlamento.

Estas restricciones muestran las dudas y limitaciones de la campaña “oficial” pro-aborto, en la que participan figuras de los principales partidos, incluyendo el dirigente de Fianna Fáil, Micheál Martin. Ano el nivel de consenso en la clase política irlandesa contra la 8ª Enmienda, la pregunta es porqué han tardado tanto en hacer algo.

Aunque la “Irlanda oficial” esta en su mayoría a favor del Si, quienes han ido puerta por puerta han sido las y los activistas. Si la campaña Juntos por el Si ha sido moderada en su argumentación, muchos grupos locales han defendido posiciones mas radicales y ampliado la campaña con temas sobre los derechos reproductivos y sanitarios de las mujeres. Pero la consigna “¡Abajo la 8ª, nosotras decidimos sobre nuestros cuerpos!” es bastante clara.

Cualquiera que sean los resultados el 25 de mayo, los temas de la campaña han salido de una vez por todas del armario y ya no serán temas tabú para los ministerios. Cuando caiga la 8ª Enmienda habrá comenzado de verdad la lucha por el derecho pleno al aborto. La campaña debe continuar y aumentar la movilización: hay que aumentar la presión sobre los parlamentarios para que no voten nuevas medidas restrictivas en la ley. La lucha de las mujeres irlandesas para tener control pleno sobre su cuerpo y por el derecho completo al aborto debe continuar.

Notas:

1. The Observer May 20 2018.

2. The Irish Times May 23 2018: www.irishtimes.com/news/ireland/irish- news/retain-eighth-campaign-seeks-to-shift-key-message-as-vote-looms- 1.3504824.

3. The Sunday Business Post May 2018:

4. www.irishstatutebook.ie/eli/1983/ca/8/enacted/en/print#sec1.

5. Un ejemplo del éxito de estas presiones fue la Health (Family Planning) Act 1980, que permitió a las farmacias vender contraceptivos  para una planificación ‘bona fide’ de las familias o como tratamiento médico. Al swear contrario a las enseñanzas de la Iglesia Católica  fue un importante paso en su monopolio moral sobre las políticas sociales irlandesas.

6. Desde historias de obispos y sacerdotes con hijos hasta acusaciones de abusos sexuales y brutalidad en instituciones de la Iglesia, los medios de comunicación irlandeses e internacionales han estado publicando pruebas que minan la posición de la Iglesia Católica como guardiana moral de la sociedad irlandesa. Investigaciones oficiales e informes del estado irlandés han confirmado la veracidad de estas acusaciones y aumentado la presión sobre la Iglesia. Para un resumen: ‘Clerical child abuse - an Irish timeline’ The Irish Times July 13 2011: www.irishtimes.com/news/clerical-child-abuse-an-irish-timeline- 1.880042. Ver también S Donnelly, ‘Sins of the father: unravelling moral authority in the Irish Catholic church Irish Journal of Sociology July 2015: www.researchgate.net/publication/271496078_Sins_of_the_Father_Unr avelling_Moral_Authority_in_the_Irish_Catholic_Church.

7. El declive de la asistencia a Misa y de las vocaciones sacerdotales han sido dos ejemplos de estos cambios en la sociedad irlandesa. Las causas han sido atribuidas a factores como la secularización, la urbanización, los cambios en la estructura rural y la industrialización como resultado del ingreso de Irlanda en la Unión Europea.  Cualquiera que sea la dinámica exacta de estos cambios, el resultado es que las normas sociales mayoritarias se acercan hoy mucho más a las existentes en Europa occidental que a las de la “Irlanda católica tradicional”. Ver D Ferriter The transformation of Ireland 1900-2000 London 2005.

8. T Brown Ireland: a social and cultural history 1922-2002 London 2010.

9. ‘Twenty years on: a timeline of the X case’ the journal.ie February 2012: www.thejournal.ie/twenty-years-on-a-timeline-of-the-x-case-347359- Feb2012.

10. The Irish Times April 11 2018: www.irishtimes.com/news/social- affairs/savita-halappanavar-s-father-urges-yes-vote-in-abortion- referendum-1.3457368.

11. The Guardian May 22 2018.

12. The New York Times January 27 2018: www.nytimes.com/2018/01/27/world/europe/ireland-varadkar-abortion- ban.html.

https://weeklyworker.co.uk/worker/1204/our-bodies-our-choice/

Presidenta de Sinn Féin.
Corresponsal para temas irlandeses del semanario británico Weekly Worker.
Fuente:
Varias
Traducción:
Enrique García