Clamor solidario en Iruñea por los jóvenes de Altsasu

Naiz

17/06/2018

La solidaridad con los jóvenes de Altsasu, condenados a penas de entre dos y 13 años de prisión por la Audiencia Nacional española, ha desbordado las calles de Iruñea en la manifestación más multitudinaria que se recuerda en la capital navarra –80.000 personas según los organizadores–. «Altsasukoak askatu» y «esto no es justicia» han sido los lemas más coreados durante la jornada.

El caso de los jóvenes de Altsasu, condenados a penas de hasta 13 años de prisión por una trifulca con dos guardias civiles, ha levantado una ola de solidaridad que se ha solidificado en la manifestación que ha colapsado hoy las calles de Iruñea. La que, seguramente, haya sido la marcha más multitudinaria que se recuerde en la capital navarra ha avanzado lentamente entre El Sadar y Carlos III, ya que miles de personas se han tenido que sumar a la misma durante el recorrido, dada la imposibilidad de llegar hasta el punto de inicio, donde cada dos domingos se reúnen 20.000 personas sin colapsos para ver a Osasuna. Altsasu Gurasoak ha cifrado en 80.000 la asistencia.

La marcha ha arrancado hacia las 17:00 desde El Sadar, con un paso muy lento debido a la multitud que se ha agolpado. Tras girar en la Avenida Zaragoza se han visto impresionantes imágenes, con la marcha llenando los cuatro carriles y las dos aceras de la misma, que tiene más de un kilómetro de largo.

«Altsasukoak askatu» y «hau ez da justizia» (esto no es justicia) han sido los lemas más coreados durante todo el trayecto por las miles de personas que se han acercado desde todos puntos de Euskal Herria. Y no solo desde Euskal Herria, ya que la presencia de catalanes ha sido importante, así como de otros puntos del Estado español. Durante el recorrido se ha repartido el cuadernillo especial que han preparado GARA y NAIZ para la ocasión y que se puede descargar aquí.

Cuando la cabecera alcanzaba la plaza Merindades, los últimos todavía se encontraban comenzando la Avenida Zaragoza, lo que supone una distancia de casi dos kilómetros.

El acto final ha comenzado con un bertso de Jon Maia, que ha subrayado el trabajo y la solidaridad que ha despertado el caso. La plataforma Altsasukoak Aske ha tomado la palabra y lo primero que han querido hacer ha sido agradecer el apoyo recibido. «Esto es impresionante, el 14 de abril marcamos un hito y lo hemos superado», han señalado antes de mandar un abrazo a Soto del Real, Estremera, Aranjuez y Navalcarnero.

Han recordado que ha sido año y medio de «luces y sombras» en los que han padecido detenciones, alejamiento y «la ocupación de Altsasu por parte de la Guardia Civil». «Nos han provocado daño y sufrimiento» y han situado en esa línea el recurso de la Fiscalía. Sin embargo, han remarcado la solidaridad recabada durante este tiempo y las grandes movilizaciones organizadas.

«Nos han negado la posibilidad de justicia», han añadido, pero se han mostrado convencidos de seguir luchando «hasta conseguir una sociedad con Jokin, Oihan, Adur, Jon Ander, Iñaki, Julen y Aratz libres por las calles de Altsasu».

Carta de Jokin Unamuno, desde prisión

Tras ello, ha tomado la palabra Nekane, la madre de Aratz, recién llegada de visitar a su hijo en Soto del Real. «Sabemos que vais a estar ahí hasta que lo consigamos», ha insistido antes de agradecer todo el apoyo. También ha subido la madre de Jokin Unamuno, que ha leído una carta de su hijo escrita en Estremera. «El caso ha generado dolor y rabia en gran parte de la sociedad, pero hay que sacar lo positivo» y ha vuelto a subrayar el respaldo llegado desde todas partes, devolviendo esa solidaridad a los presos políticos vascos y catalanes.

En nombre de Altsasu Gurasoak, Bel Pozueta (madre de Adur) y Gotzon Urrizola (padre de Aratz) han insistido en el agradecimiento, y han señalado que los siete deberían estar en libertad. Una libertad negada en base a un supuesto «riesgo de fuga» que han negado por completo. Tampoco han olvidado el interés por que el caso se resolviese en la Audiencia Nacional y la repercusión que esto ha tenido. «Estamos ante un abuso de poder», ha afirmado Pozueta criticando la «falta de separación de poderes» en el Estado español.

Ante ello, han ofrecido «a los actores políticos, sociales, culturales, académicos, jurídicos e institucionales la propuesta para la creación de una mesa para la regeneración democrática y la recuperación de derechos y libertades. Una propuesta que invitamos a ser debatida y a llenar de contenido para que encontremos soluciones efectivas a fin de que hechos similares no vuelvan a ocurrir a nadie y se haga por fin justicia».

 

Periódico vasco
Fuente:
https://www.naiz.eus/es/actualidad/noticia/20180616/clamor-solidario-en-irunea-por-los-jovenes-de-altsasu